Artículos

Abordar a clientes complejos

  • Miércoles, 30 de Enero del 2019 Business2Community

    El tener un cliente complejo es la forma elegante de referirse a clientes que no gustan, que son de difícil manejo. Habitualmente lo son porque no se ha clarificado desde el inicio las tareas a realizar, o porque son interlocutores con alguien por encima suyo y, por ello, siempre necesitan una confirmación previa a su decisión. Ante esa situación, este artículo recomienda, y profundiza en su fundamento, tres acciones: mantener siempre la profesionalidad, registrar siempre todo lo que se ha hecho, delegar alguna de las tareas para distribuir la carga de trabajo y disponer de diferentes interlocutores.