Artículos

No es tan mala la burocracia

  • Jueves, 25 de Enero del 2018 Daisy E. Chung, Beth Bechky Harvard Business Review

    La burocracia en una organización, el papeleo, funciona cuando se vincula a aspectos positivos que los empleados pueden valorar. La forma en que se ejecuta la burocracia es el punto clave. No se trata solamente de incorporar plataformas digitales que agilicen trámites, sino de acompañar personalmente a los nuevos en ese papeleo, y reducir al máximo lo que es innecesario. 

    En este artículo se nombran dos ejemplos de empresas totalmente distintas en las que de una forma u otra entra la burocracia: una productora cinematográfica y una empresa de fabricación de equipos. En ambos casos se constatan mejoras cuando se trata la burocracia como una carga compartida, y no individual. En lugar de que el más listo de la clase lo haga antes y mejor, a esa misma persona y similares se les puede incentivar para que ayuden al resto, o que desde arriba se descargue del trabajo burocrático al resto para que puedan dedicarse a otros menesteres. 

    Ver artículo