Artículos

Ser Diferente no es suficiente: Be Strange

  • Jueves, 23 de Mayo del 2019 Branzai

    Somos lo que son nuestras diferencias. Eso nos define del resto de quienes nos rodean, así de sencillo.  

    Vivimos en un entorno complejo y extremadamente competitivo en el que tomar una decisión cada vez es más exigente para nuestro cerebro. 

    En realidad somos seres con un cerebro del Homo Sapiens que no ha evolucionado fisiológicamente, procesando millones de veces más información que para lo que fue diseñado. Nuestro mundo es irreconocible, y nuestra caja que lo procesa es la misma de hace más de 200.000 años. Agotador.  

    Por ello hemos diseñado un sistema que nos protege del caos mental. Nuestro cerebro no necesita analizar todas las variables de una situación para tomar una decisión, sino que simplemente establece comparativas frente a marcos de confianza que nos facilitan las elecciones.