Artículos

Startups 50+

  • Miércoles, 9 de Septiembre del 2015 Hiscox

    La nueva tendencia en Europa y América está en empezar a ser emprendedor a partir de los cincuenta años. Las dificultades del reajuste económico vivido ha afectado mucho a las personas a partir de esa edad y, sobre todo, a las que tenían un puesto de trabajo poco asegurado. A ello se le debe sumar el cambio demográfico, con una mayor esperanza de vida, con las consiguientes expectativas de que es factible dar de sí hasta mucho más tarde que hace treinta años.  

    En este artículo se detallan los elementos que demuestran la entrada de emprendedores en un mundo que parecía reservado a los post-millenials. El valor añadido es mucho más atractivo, por el know-how que acumulan esas personas. La pasión, el hacer algo nuevo, son cosas que se recuperan. Es la segunda juventud en versión profesional.