Artículos

¿Por qué todo el mundo tiene una API?

  • Jueves, 31 de Julio del 2014 Jordi Zubelzu Aquablog

    Me comentaba hace tiempo Steven Willmot, CEO de 3scale, empresa dedicada a desarrollar APIs, que cuando fundó su empresa en 2008 nadie sabía qué era una API y que la actividad comercial era imposible. Dos años más tarde, todos sabían lo que era, aunque le aseguraban que tenía sentido para otros sectores pero que no la necesitaban para su negocio. En la actualidad, reside en Sillicon Valley y recibe constantemente peticiones de empresas de todos los sectores para desarrollar APIs.

    Pero, ¿qué es una API y por qué todo el mundo tiene una?

    Según Wikipedia, una API (Application Programming Interface) es un conjunto de funciones y procedimientos que ofrece cierta biblioteca para ser utilizado por otro software como una capa de abstracción. Es decir, una API es una aplicación que facilita a otras empresas poder conectarse a tu sistema y que utilicen tus datos de manera fácil y sencilla.

    ¿Y por qué querría una organización facilitar a terceros que puedan utilizar sus datos y los utilicen en beneficio propio? Pues para poder llegar a muchísimos más usuarios y generar más negocio sin inversión.

    Una API es parecida a un sistema de franquicias y permite a una empresa crecer a gran velocidad sin apenas costes añadidos. Y ya sabemos que, si en algo ha cambiado la estrategia de las empresas desde hace 10 años, es justamente en la necesidad de ser muy rápidas y conseguir cuota de mercado a gran velocidad.

    Una API le permite a Booking, por ejemplo, ceder su sistema de reservas de hoteles a cualquier empresa y llegar a muchísimos más usuarios de los que podría alcanzar si cerrase sus datos. Por ello, además, cede el 50% de los ingresos que genera a quien utiliza su API. Y efectivamente, esto le reporta muchísimos más ingresos que si tuviera un sistema cerrado con el 100% de los ingresos.

    Una API permite también a una administración pública abrir la información y fomentar la emprendeduría en su territorio, al mismo tiempo que ahorra en costes, al no tener que desarrollar las aplicaciones por ella misma.

    Sólo en la nueva versión de iBeach de Aqualogyque estamos a punto de lanzar —por cierto con muchas novedades, entre ellas un base de datos nueva con 18.000 playas y muchísimos contenidos—, hago recuento de todas las APIs a las que nos conectamos y suman 10 y creciendo: Generalitat de Catalunya, Google, Cruz Roja, Weather.com, Booking.com, Gobierno de España, Ajuntament de Tarragona, Foursquare, Atrápalo, Instituto de Ciencias del Mar…

    Abrir los datos todavía genera muchos miedos y a menudo se asocia más a una visión naíf que a una estrategia de negocio necesaria para crecer. Pero la realidad es que es un fenómeno imparable, ya que la empresa que es capaz de generar valor al resto de empresas tiene un gran futuro asegurado.