La era digital requiere organizaciones más conectadas

Virginia Cabrera, BlogThinkBig


Los pequeños negocios tienden a orientarse a la acción. Con equipos reducidos y organizaciones muy simples, su comunicación es fundamentalmente oral. El conocimiento reside en la cabeza de cada uno de sus miembros (o en su defecto, en sus ordenadores personales). Y un jefe que coordine tareas es suficiente para eliminar solapes y cuellos de botella.

Es una creencia habitual el pensar que, solo si el equipo crece, debe entonces mejorar la forma en la que nos organizamos.