Si enuncias un propósito, que se ajuste a la realidad

Isabel Garzo (Thinking Heads)


El propósito está en boca de todas las empresas. Se entiende como la reformulación del papel de las compañías para que solucionen también retos globales (y su responsabilidad hacia ese nuevo papel que se espera de ellas). Esto se contrapone a la concepción tradicional de la rentabilidad económica como único fin de las empresas.

Es necesario definirlo y comunicarlo bien, pero sobre todo es necesario tenerlo de verdad.