La mente de los clientes

Xataka


La neuroprivacidad es un concepto que ya circula para referirse al control personal de los datos de nuestro cerebro. Ya hay desarrollos tecnológicos que permiten registrar de forma muy precisa la actividad del cerebro. A nivel médico, hay muchas aplicaciones para diagnosticar y paliar efectos de enfermedades vinculadas a la actividad neurológica.

El debate se abre cuando el registro de la actividad neuronal es factible, también, en la ciudadanía de a pie. Ya se trabaja en dispositivos accesibles para todos que permitan registrar esa actividad neuronal. Igual que ya hace tiempo que existen las pulseras-relojes que registran nuestra actividad física -con los beneficios que esos datos agregados generan para muchas campañas de marketing-, lo mismo podría hacerse con la misma actividad del cerebro: emociones ante productos, decisiones ante compras,… Esta técnica ya se utiliza de forma focal en grupos de estudio, pero ahora se abre la opción de que sea algo que las mismas personas se incorporan en su día a día.