Artículos

Educación y 4ª Revolución Industrial

  • Miércoles, 12 de Febrero del 2020 Elías Amor

    Las nuevas tecnologías disruptivas obligan a nuevas habilidades y capacidades para adaptarse a los nuevos procesos productivos. La 4ª Revolución Industrial es una evidencia. Los nuevos modelos de educación continuada es una palanca para completar esa evidencia. 

    En este artículo se resalta la necesidad de conjuntar el triángulo docencia-alumno-herramientas. Es decir, cabe una adaptación a los contenidos y a las herramientas para acceder a dichos contenidos. Como si de un nuevo modelo de negocio se tratase, es básico centrarse en el usuario. Ese usuario posiblemente sepa qué quiere aprender, y las herramientas que necesita y cómo utilizarlas. El docente debe disponer de unos contenidos especializados muy adaptados. Pero, sobre todo, debe disponer de una especialización perfecta en las herramientas tecnológicas para ofrecer ese contenido. Los cambios están ahí, y la presión de la demanda es cada vez más grande.