Artículos

Salirse de la línea

  • Miércoles, 27 de Marzo del 2019 Acelerando empresas

    El funcionamiento del modelo de negocio dispone de distintas fases vinculadas al cambio. Cuando se empieza un proyecto, la capacidad para modificar el modelo es más ágil y hay más predisposición. Cuando el proyecto empieza a consolidarse hay más reticencias. Cuando está ya consolidado, los árboles no dejan ver el bosque para incorporar novedades de cara a futuras posibilidades. Aquí es cuando los responsables son más reacios en salirse de la línea marcada. Es más, si el negocio funciona, ¿por qué cambiarlo? De todos modos, es interesante conocer posibles modificaciones en el modelo aplicables en cualquiera de las fases comentadas. Se trata del concepto 'pivotar el modelo de negocio': añadir cosas nuevas y quitar cosas que no funcionan. 

    En este artículo comentan distintas estrategias de pivotación: acercarse a un segmento específico, disparar a todos los segmentos, concentrarse en una necesidad detectada del usuario o incorporar una tecnología nueva son algunas de ellas.